jueves, 22 de febrero de 2018

ERUPCIÓN DEL VOLCÁN KRAKATOA (27 de agosto de 1883)

Imaginar la gran explosión del Krakatoa, ciertamente nos produce mucho pavor 

Krakatoa (nombre indonesio Krakatau) es una isla volcán situada en el Estrecho de Sundra, entre Java y Sumatra. Localización: 6° 6′ 27 S 105° 25 3 E. Este volcán estaba localizada cerca de la región de subducción de la placa Indo-Australiana bajo la placa Euroasiática.


Historial de volcanes activos en Indonesia (puntos de color rojo)
Krakatoa, ubicada a la derecha de la imagen
El nombre Krakatoa, sin embargo, se usa para designar al grupo de islas de alrededor, a la isla principal (llamada también Rakata), además de un conocido volcán que ha entrado en erupción en repetidas ocasiones, masivamente y con consecuencias desastrosas a lo largo de la historia.

Representación de lo que fue la  isla-volcán antes del estallido de 1883.
En medio Anak Krakatoa, la "hija"  retorna para crear  temor. 

  • En mayo de 1883 comenzaron una serie de erupciones que continuaron hasta el 27 de agosto de 1883, cuando una explosión cataclísmica voló la isla en pedazos.

  • Se creía anteriormente que las grandes explosiones fueron debidas a un vapor super caliente, creado cuando las paredes del volcán se fracturaron y permitieron la entrada de agua del océano dentro de la cámara de magma; pero investigaciones actuales desvelan que las primeras erupciones vaciaron parcialmente la cámara de magma permitiendo la entrada de nuevo magma a temperaturas muy superiores, generando gases que incrementaron la presión de manera incontrolable.

  • La isla explotó con la fuerza de 100 megatones (la bomba de Hiroshima fue de aproximadamente 20 kilotones). La explosión se oyó hasta en Madagascar (a unos 6000 km de distancia). Los tsunamis después de la explosión alcanzaron los 40 m de altura y destruyeron 163 aldeas a lo largo de la costa de Java y Sumatra, ahogaron a un total de 36.000 personas. La ceniza de la explosión alcanzó los 80 km de altitud. Tres años después, los observadores de todo el mundo describían el crepúsculo y el alba de brillante colorido, producidos por la refracción de los rayos solares en esas partículas minúsculas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No utilice palabras inadecuadas o comentarios ofensivos, puesto que nos veremos obligados a no hacerlos público; esto, por consideración a los lectores, que no necesariamente comparten estos usos.